Una vez más, como viene siendo habitual los últimos años en estas fechas, en las zonas verdes, aceras y fachadas de Cantabria empezamos a encontrar unas orugas de color negro, inocuas para las personas y animales, pero enemigas de los céspedes y el maíz.

Se trata de la Mythimna unipuncta u oruga defoliadora del maíz. Pasa el invierno como crisálida o larva dependiendo de la temperatura de cada zona, iniciando el vuelo de los adultos en mayo después de la invernación hasta octubre. Las hembras realizan las puestas en el envés de las hojas o en la zona de inserción con el tallo, en grupos de hasta 100 huevos. Completan su ciclo en 25-30 días, tras pasar por 5-6 estadios larvarios hasta convertirse en crisálida.

Son orugas muy voraces. Cortan las hojas del césped por su parte basal y sus ataques pueden aparecer en rodales que van aumentando de tamaño en función del ataque, respetan sin embargo las malas hierbas que quedarán intactas. El césped generalmente se recupera solo en un par de semanas y sería oportuno abonarlo con un fertilizante alto en potasa para fortalecer el césped de cara al invierno.

Control
Existen algunos productos para combatir la plaga, entre ellos el Bacillus Thuringiensis en los primeros estadíos.

Para más información pueden hacer su consulta en la dirección de correo que aparece en nuestra página o en el teléfono. 942 255 054

Control biológico. Consulte nuestra fauna auxiliar.